Objetos de cielo profundo

Los astrónomos amateurs denominan Objetos de Cielo Profundo (Deep Sky Objects, o DSO, originariamente en inglés) a los objetos celestes que no son del Sistema Solar (como los planetas, cometas y asteroides), ni estrellas individuales o sistemas de estrellas múltiples.

Normalmente, esos objetos no son visibles a simple vista, pero los más brillantes pueden verse con un pequeño telescopio o incluso con unos binoculares potentes.

Se trata de objetos remotos como cúmulos estelares, nebulosas o galaxias.

Estos objetos se encuentran classificados en catálogos, como el Catálogo Messier de 110 objetos, publicado en 1774, o el Nuevo Catálogo General (NGC), publicado en la década de 1880, que recoje 7.840 objetos conocidos a finales del siglo XIX.

Originalmente estos objetos, bién conocidos por los astrónomos, se catalogaban para no ser confundidos con cometas en sus observaciones del cielo. Y actualmente son usados por los astrónomos aficionados para deleite con sus equipos astronómicos.

Los principales tipos de objetos de cielo profunso son:

Galaxias

Una galaxia es un conjunto de estrellas, nubes de gas, planetas, polvo cósmico y materia oscura unidos gravitatoriamente.

Históricamente, las galaxias se han clasificado de acuerdo a su forma aparente:

  • Las galaxias elípticas que tienen el perfil luminoso de una elipse.
  • Las galaxias espirales que tienen forma de disco con estructura de brazos curvos y una concentración central de estrellas conocida como el bulbo galáctico, que es similar en apariencia a una galaxia elíptica.
  • Las galaxias lenticulares que son un tipo de galaxia intermedia entre una galaxia elíptica y una galaxia espiral: son con forma de disco, pero carecen de brazos espirales.
  • Las galaxias irregulares que no tienen una forma definida y son, normalmente, el resultado de perturbaciones provocadas por la atracción gravitacional de galaxias vecinas.

Nuestra galaxia, donde reside el Sistema Solar, recibe el nombre de Vía Láctea, y es una galaxia espiral.

Nebulosas

Las nebulosas son regiones del medio interestelar constituidas por gases (principalmente hidrógeno y helio) además de elementos químicos en forma de polvo cósmico.

Muchas de ellas son los lugares donde nacen las estrellas por fenómenos de condensación y agregación de la materia. Aunque en otras ocasiones se trata de los restos de estrellas ya extintas o en extinción.

Nebulosa de orión
Nebulosa de Orión M42 o NGC1976

Cúnulos estelares

Un cúmulo estelar es un grupo de estrellas atraídas entre sí por su gravedad mutua.

La clasificación tradicional incluye dos tipos de cúmulos estelares: los cúmulos globulares y los cúmulos abiertos o galácticos:

  • Los cúmulos globulares son agrupaciones densas de centenares de miles o millones de estrellas viejas (más de mil millones de años)
  • Los cúmulos abiertos contienen generalmente centenares o millares de estrellas jóvenes (menos de cien millones de años) o de edad intermedia (entre cien millones y mil millones de años). Los cúmulos abiertos son disgregados a lo largo del tiempo por su interacción gravitatoria con nubes moleculares en su movimiento por la galaxia
NGC 346
El cúmulo abierto NGC346 en la pequeña nube de Magallanes.
M 80
El cúmulo globular M80 en Escorpión